Cursos de artes marciales para niños

Es habitual que a lo largo de la infancia se apunte a los niños y a las niñas a actividades extraescolares. Aunque suelen predominar los deportes como el fútbol, el baloncesto u otros tipos de actividades como la enseñanza musical, también son muchos los que se animan a empezar con las artes marciales. ¿Qué ventajas ofrecen los cursos de artes marciales?
Las artes marciales iniciadas a edades tempranas pueden ayudar a los niños a tener una disciplina que sin duda se extrapolará a otros ámbitos de la vida. También se inicia un proceso de compañerismo y socialización beneficiosos para que pueda interactuar con sus semejantes en el futuro sin problemas. Además exige constancia y dedicación, teniendo que seguir horarios, reglas y tareas.
Hay muchos tipos de artes marciales ¿cuáles son los más recomendables?
– Cursos de Kárate: Es el arte marcial por excelencia. Su importancia se basa más en la técnica que en la violencia y agresividad. Ayuda a la concentración, agilidad y a tener unas bases en defensa personal. Ideal para niños de 6 a 10 años.
– Cursos de Taek Wondo: El Taek Wondo es un arte marcial más destinado a niños de 12 a 14 años. Ayuda a la flexibilidad, fuerza y resistencia, además de dotar de conocimientos de defensa y ataque personal.
– Cursos de Kick Boxing: Es tal vez el arte marcial más violento, aconsejable para niños de a partir de los 15 años. Ayuda a la coordinación, estabilidad y fuerza del que lo práctica.
Sea cual sea lo mejor es estudiar qué arte marcial se asemeja más a las necesidades del niño o la niña. Las niñas también pueden practicar artes marciales sin problemas. En este tipo de cursos se fomentan y refuerzan más aptitudes como la educación y la disciplina que la agresividad, lo que lo hace perfectamente válido para ambos sexos.